ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS // ALICE IN WONDERLAND

Recuerdo cuando cumplí 8 años. Los que hacen de mis padrinos me trajeron un paquete grande, rectangular, lleno de poderosas expectativas. Recuerdo que traté de imaginar qué sería mientras iba desenvolviendo el papel. No podía ser un helicóptero, estaba claro, pero era también obvio que tenía que ser un regalo genial.
El papel envolvía una caja y el segundo que tardé de más en abrirla me supo mejor que cualquier tarta que hubiera en la mesa. Pero, como una porción de chocolate amargo, la realidad me enfrentó con un regalo que nunca quise ni aprecié. Y sigo sin hacerlo. Creo que el regalo todavía sigue en la caja y ésta… en cualquier parte, eso sí, desterrada de mi memoria para siempre.

Esta extensa divagación me viene estupendamente para clasificar la película que vi este pasado domingo.
Hace un año que descubrí que Tim Burton preparaba ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS y temblé de emoción al sentir ya su magia en una historia que tan hecha para él parecía.
Hasta planeé un viaje a Londres para ver el estreno. Menos mal que las circunstancias monetarias me lo impidieron, porque aún me duelen los 10 euros que pagué por ver la película en un supuesto 3D.

Partimos de la base de que la cinta no se ciñe a la Alicia del título, sino que mezcla ambas novelas (ALICIA.. y ALICIA A TRAVÉS DEL ESPEJO) sin ningún tipo de estructura. Más bien parecen dos películas o dos cortos unidos por un finísimo hilo conductor que no hizo más que desesperarme por momentos.
Esperando una película oscura, tétrica, con paisajes de pesadilla y personajes de sueño, me encontré con un corta/pega de la cinta de dibujos animados, sin ningún color y sin ningún apunte destacable.
Incluso Danny Elfman me pareció que se repetía y Johnny Depp más sobreactuado que de costumbre, si es que eso es posible. Pero ni siquiera en un papel tan excesivo como el del Sombrerero Loco me creí nada de lo que me contaba.

Sé lo que cuesta hacer un cortometraje, por lo que siempre intento buscar algo bueno de cada película que veo, pero… me está costando mucho rascar algo memorable de una película que tantas expectativas me creó. Quizá fue por eso precisamente y en realidad la cinta no es tan ¿plana? ¿aburrida? ¿sin sentido? ¿plana, again? como yo la siento.
Quizá que el 3D no era tal 3D o que Tim Burton era más Disney que Burton o que hacía mucho que no veía una película doblada y todavía me pareció más atroz, el caso es que aún voy descubriendo matices sosos e innecesarios, dos días después.

Bueno, aceptamos que la reina roja se salva por momentos y que cuando sea mayor tendré mi propio gato invisible (ah, no, ese ya lo tengo) tan molón como el de la peli. Y que las tortitas de después fueron maravillosamente utilizadas para destripar la cinta sin tapujos, que para eso sirve también el cine social.

F: 4  B: 7

Anuncios

2 comentarios en “ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS // ALICE IN WONDERLAND

  1. Jo, es que una todavía espera una remontada de última hora.
    Son así de inocente…

    Ya estoy buscando algo de Gray, aunque no me está resultando fácil. Iría a ver TWOLOVERS si no tuviera que racionar la pasta después de ALICIA. Así que este fin de semana me concentro en Miyazaki que seguro que no me decepciona.

    Besos,
    lml

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s