MI REFUGIO // LE REFUGE

A François Ozon lo tenía vetado desde que pagara 6 euros por ver “8 mujeres”. Pero, en mi estado actual de equilibro fraggleliano he decidido que nada ha de estar prohibido en mi vida, y menos a lo que séptimo arte se refiere. Por lo menos, por ahora. Así que he vuelto a Ozon. Y he vuelto a caer.

MI REFUGIO comienza con una escena “normal” entre dos yonkis y a los cinco minutos, una muerte que deja una vida es el motivo de arranque de la verdadera historia.
La actriz, embarazada de verdad para el papel, comienza una nueva etapa en una idílica casa junto a la playa. Allí se descubre a si misma rechazando a todo el mundo cuando en realidad busca el contacto humano sin quererlo.
La interpretación, bellísima (ella, más), pero en cierto sentido, hay momentos que ya hemos visto, y aunque no los hayamos visto en algunos momentos, nos los podemos imaginar.
Pero no es un comentario negativo, o, por lo menos, no demasiado. Me gusta que me cuenten las mismas historias con un toque distinto. Y esta, tiene esos momentos tiernos, bien rodados y con la sensibilidad justa.
Pero, los personajes van apareciendo sin que sepamos por qué y no llegamos a comprenderlos del todo. Ni los comentarios del hermano, ni la historia con el repartidor. No me han aportado nada, ni los personajes ni la trama avanzan lo  más mínimo con ello.

Pero, sobre todo, mi mayor “pero” es ese final que rompe absolutamente con todo lo que nos han estado contando hasta el momento.
No he podido comprender esa última decisión (y ese plano final tan manido) que se dibuja en cuanto se abre la puerta, y que resulta chocante, incongruente con la vida relajada y, aparentemente, placentera, que Mousse compartía con el hermano de su novio muerto y la vida que va dando forma con sus manos o las de otro.

Quizá es que confiaba en arrepentirme de no haber visto las anteriores de Ozon, pero la película me rompe con ese final y eso ha hecho que las buenas expectativas que se iban dibujando, hayan quedado sepultadas en un sabor ni dulce ni salado, extraño, ajeno, pero con intención de seguir cayendo en las historias de Ozon, a ver si le sale ya una redonda del todo.

Seguiremos buscando.

F: 4  B: 7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s