BURIED & KICK ASS

Sesión doble de sábado. En ese orden: la presión angustiante de un ataúd y la descacharrante sangría de unos superhéroes cotidianos.

BURIED: con las ganas de ver la nueva película de aquel director que me pagó 30 euros por aparecer durante cinco segundos en su opera prima -fantástica Concursante- le di al play para degustar con tensión contenida la experiencia traumática del personaje que se despierta encerrado en un ataúd sin saber por qué.

Angustia, angustia, angustia...

La agonía me la transmitió sin duda desde los primeros fotogramas. La atmósfera y la incredulidad/sorpresa/angustia de Reynolds. Subrayaban los críticos algunos fallos de guión o algunas falsedades que forzaban el hilo argumental y la permanencia de Paul  Conroy bajo la tierra. Pero ¿qué quieren que les diga? Una vez te metes con el protagonista, su móvil, su mechero, su tensión, su pasado y su futuro te da igual todo lo que “sobre”, “falte” o “me engañe”.

Creo que no se puede generar tanta empatía con el enterrado en tan pocos minutos y con tan pocos elementos, y subir en tensión conforme avanzan los minutos -aunque sí decae el ritmo a la mitad-, los intentos desesperados por salir y los puñetazos al estómago en forma de burocracia absurda y real.

La fragilidad de la vida humana, los sentimientos que acaban machacándonos, lo que llega a desesperar la esperanza, la importancia de lo verdaderamente relevante en la existencia humana, confiar o no en los demás, luchar, buscar objetivos, reconstruir una vida, presente pasado futuro…

Ese final aún lo tengo marcado en la memoria. Esa arena filtrándose por las rendijas, por la mente, por la esperanza, por la vida… Necesité un respiro largo cuando terminó, así que decidí ver:

KICK ASS: para descongestionarme y salir del ataúd. Y descubrí una película delirante, estrambótica y divertidísima con la que me pude tomar -por fin- las palomitas que había hecho para la sesión doble. Reynolds no me dejó tomarlas, pero Nicolas Cage, Aaron Johnson, Chloe Moretz y el resto del clan friki, absurdo, descacharrante, sí me lo permitieron.

Llena de violencia gratuita que acaba por parecerte normal -pero no es Tarantino-, con unos diálogos tan absurdos como perfectamente adaptados a las situaciones y unos personajes a cada cual más bizarro. La historia es más oo menos simple: un chaval de instituto se pregunta por qué si hay tanta gente a la que le gustan los superhéroes no hay seres de estas características por las calles. Así que decide ser él uno de ellos. Sin ningún tipo de poder, salvo el de pasar inadvertido -a lo Clark Kent o Peter Parker, así que tiene mucho de superhéroe-.

El uso de las redes sociales y los medios de comunicación le ayudan a crear un personaje de la nada y comienza una aventura hilarante en la que se encontrará a Hit Girl: una niña de 12 años que juega con armas como quien lo hacía con los cliks, y con pocos escrúpulos en la conciencia. Y el padre de la criatura Big Daddy -Nicolas Cage-.

Humor negro, gamberrismo, violencia y sangre por doquier. No he leído el cómic, así que posiblemente los seguidores no estén muy contentos con la película -como suele pasar-, pero a mí me ha entretenido y me ha hecho reír.

Lástima que acabara interesándome más el personaje de Chloe  Moretz que el propio protagonista. Y que perdiera fuerza conforme pasaban los minutos. En cualquier caso, buena sesión doble.

Y película para Hit girl ya!!!! (Síp, en algunos momentos me gustaría ser ella)

 

Personaje de Hit girl. Amazing!!!

F: 4  B: 7

Anuncios

2 comentarios en “BURIED & KICK ASS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s