Ricky Rubio: “Aquí todo es espectáculo”

Llevaban dos años esperándole y el sábado, por fin, los aficionados de los Timberwolves pudieron disfrutarlo en directo. Llevó el 9 a la espalda y fue líder de asistencias en su debut ante los Bucks de Milwaukee. La afición terminó rendida a sus pies, y acompañó cada pase con gritos de «¡Olé!». Había muchas ganas de Ricky Rubio.

«Aquí todo es espectáculo. Hasta en los tiempos muertos están pendientes del videomarcador. Hay miles cosas para entretenerte», explicó el base en una rueda de prensa telefónica. Sus primeros pasos en la NBA han sido de reconocimiento y sorpresa, pero se ha adaptado bien: «Me encontré muy a gusto, muy arropado, y me lo pasé realmente bien», comentó sobre su debut. Todavía no ha podido disfrutar de la vida estadounidense, aunque comprobó que allí todo se hace a lo grande, incluso los centros comerciales: «Fui al Mall of America y llené todo el apartamento».

En la pista también hay diferencias: «El campo es mucho más abierto. Los contactos con el jugador que lleva el balón se pitan más. No se puede ser tan agresivo». Y ha tenido que variar su forma de trabajo: «Llegamos al pabellón a las diez y no salimos hasta las siete de la tarde. Pasamos todo el día aquí». No obstante, está recibiendo mucho apoyo de sus compañeros que tienen más experiencia, especialmente de José Juan Barea y Luke Ridnour: «Tiene mucho talento y muy buen tiro, aprenderé mucho de él». Le gusta el sistema de juego de Rick Adelman porque «da mucha libertad y ayuda mucho a desarrollarte».

La estructura de la NBA contribuye a que los jugadores se sientan arropados. «Hay muchísima gente que trabaja para los jugadores. Incluso las instalaciones te hacen sentir cómodo. En Barcelona están muy bien, pero esto es otro nivel», señaló.

Ha llegado a Minnesota para hacer las cosas lo mejor que pueda y ayudar al equipo a superar dos años muy malos. «Toda la afición está esperando que demos un paso al frente. Hay cierta presión, pero no solo en mí, sino en todo el grupo», aclaró.

Tuvo unas palabras para acordarse de su compañero de selección Pau Gasol: «Es duro para un jugador que duden de tu calidad. Y más él, con todo lo que ha hecho por los Lakers».

Pasará las Navidades con su familia, y luego se quedará solo. Pero no tiene miedo sino ganas y confianza: «Esto es una gran experiencia. Este encuentro era de pretemporada. Quiero jugar ya el primer partido oficial», confesó. Welcome home, Ricky.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s