España comienza su asalto al podio

Suena duro y fuerte el stick golpeando el puck (pastilla), las cuchillas sobre el hielo desgarran el aire, «raaaaas», y Luciano Basile eleva sus indicaciones en inglés por encima del ruido. Sus pupilos, de pronto, se reunen a su alrededor, algunos de rodillas, otro de pie, pero todos atentos. La selección española masculina de hockey hielo prepara el asalto al Campeonato del Mundo de Reikiavik (Islandia) para recuperar la División I y, para ello, es necesario ultimar detalles.

Los ejercicios continúan. Giros, penaltis, jugadas ensayadas, defensas… hasta que Basile decide alargar en entreno para aprovechar el hielo. La comida pasa de las 1400 horas a las 1445, pero los chicos no parecen quejarse y se deslizan hacia la salida para que repasen la pista.

«Siempre estoy bien cuando estoy en el hielo», es la primera frase que dedica Basile a ABC. Toda una declaración de intenciones que se nota en el ímpetu con el que maneja al equipo, las ganas con las que se desliza y la mirada atenta que supervisa todos los movimientos que se realizan sobre la pista. Y hasta ahora, lo que ha visto en sus discípulos le gusta: «Han sido muy importantes estos tres días para trabajar técnica y táctica, y se ha progresado mucho. Estoy muy contento».

El jueves comienza el Mundial para España. Y no es fácil. El primer rival es Croacia (jueves, a las 15.00 hora española), que a su potencial sumará «cien canadienses nacionalizados», comenta Basile. No obstante, su energía encuentra la lógica: «Si no vamos para ganar, sería mejor no ir». El arma secreta de España es, precisamente, lo que la condena en el país, su invisibilidad. «Podemos tener cierta ventaja sobre el resto de selecciones porque no nos consideran un rival de entidad, nos pueden perder el respeto y podemos sorprenderles». Recuerda que ya le pasó a Italia: «Siempre nos ha ganado por diez o incluso más goles de diferencia, pero el año pasado solo nos ganó por 2-0. Se confiaron y pudimos plantarles cara», sonríe.

El jueves comienza la aventura para España, encuadrada en un grupo durísimo con Croacia, Estonia, Nueva Zelanda, Islandia y Serbia. El ascenso al grupo de élite, al que ya llegaron el año pasado, está difícil, pero los ejercicios funcionan, el ánimo está muy alto, el puck sigue resonando con fuerza y el hielo se desgarra bajo las cuchillas, «raaaaas».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y aquí, la noticia en abc.es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s