Alberto Entrerríos: “Sentimos cómo el país se ilusionaba con nosotros”

Víctor Tomás afirmó con ojos brillantes que era un honor compartir vestuario con él. Albert Rocas le pidió públicamente que no abandonara la selección. Pero Alberto Entrerríos (Gijón, 7 de noviembre de 1976) sintió que era el momento de dejarlo. Podía haber sido antes, pero decidió que el Mundial de España sería una buena fecha. Aunque nunca se imaginó que su último partido como internacional tendría un premio tan dulce: su segunda medalla de oro. Excepcional colofón a una carrera que comenzó en 1998 y que suma 238 partidos y 726 goles.

—Imposible imaginar mejor final.
—Lo tenía decidido desde hace mucho, pero terminar así es el sueño de cualquier jugador.

—¿Qué recuerdos tiene del instante en el que se pita el final del partido?
—El de mis compañeros abrazándose, sintiéndonos todos tan útiles por haber llegado juntos hasta ese momento, un compañerismo tan puro. El de buscar a mi familia. Y, sobre todo, el de ver a todos tan enormemente felices.

—Tiene dos medallas de oro mundiales. ¿Se parecen en algo?
—Sí, sobre todo por el final, por ganar con tanta claridad y dedicarte a mirar el marcador en la segunda parte.

—En 2005, Croacia. En 2013, Dinamarca. ¿Se crecen en las finales?
—No pensábamos que nos iban a salir las cosas tan bien ni que llegase el momento en que los daneses quedarían conformes con el segundo puesto. Todos tenemos partidos muy difíciles en los que dices «hoy no me sale», pero nosotros intentamos la remontada, buscar algo de reacción, Dinamarca enseguida bajó los brazos y entendió que era nuestra fiesta.

—Le acompañaron sus hijos, Adrián y Daniela, en la celebración, ¿se enteraban de lo que ocurría a su alrededor?
—Les va tanto la marcha que se apuntaron enseguida a los confetis, la música y a la fiesta, y así lo vivieron. Creo que pensaron que era un cumpleaños.

—¿Dejará que sigan sus pasos?
—Por supuesto, los míos o los que ellos decidan. No quiero darme cuenta dentro de unos años de que les he manejado. Si juegan, que sea por diversión.

—¿Qué va a hacer con la camiseta de la selección?
—Irá al cajón donde guardo las camisetas especiales. Algunas las tengo para regalar, pero otras las guardo en
un sitio especial. Esta irá en ese.

—¿Se deja alguna cuenta pendiente?
—En la selección, nada. Y si me queda, ya no lo voy a intentar. Era el momento, no por el triunfo, sino por las fuerzas, ya no hay más. Estos dos o tres años que me quedan con el Nantes me apetece disfrutarlos con calma.

—¿Cree que echará algo de menos?
—Hoy por hoy, no lo creo. Mi etapa ha sido tan buena que más que echar de menos sentiré algo de nostalgia cuando vea los partidos por la televisión, pero nada más.

—¿Qué espera haber dejado de poso en el vestuario de la selección?
—El que me conoce sabe que me gusta sumar y ayudar al equipo, pero nunca imponerme. Siempre trabajo desde la mayor igualdad posible. En este Mundial era capitán, pero creo que mis compañeros no han vivido nunca con un capitán que se escaqueara tanto de serlo. Soy como cualquier otro.

—¿Y en la sociedad?
—Hemos cumplido los mejores pronósticos. Ganar el torneo de casa y dando una gran imagen de nuestro deporte y de nuestros valores: equipo, unión, sacrificio. Es lo que la gente necesitaba ver, que lo dábamos todo en la pista. Aunque no hubiéramos ganado, creo que también habría calado.

—¿Cree que cambiará la situación del balonmano a partir de este Mundial?
—Nos dimos cuenta de cómo el país descubría nuestro deporte, se enganchaba y alimentábamos su ilusión en
cada partido. Si todo fuera tan bien siempre tendríamos los pabellones llenos. Pero sí, espero que ayude, claro.

—¿Se plantea seguir vinculado al balonmano en algún otro puesto? 
—De momento no tengo ningún proyecto concreto. Estoy muy a gusto en Nantes y no me importaría tener una
relación con el club o con el balonmano francés cuando me retire, pero ahora mismo no tengo pensado  entrenar, quizá algo más en un segundo plano.

—¿Recuperará la guitarra?
—Cuando termine y tenga tiempo, sí me gustaría juntarme con unos amiguetes y hacer algo de ruido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s