El círculo

Mis abuelos han evolucionado de pasar hambre en su infancia a disfrutar de su vejez entre algodones residenciales, familiares y viajes programados para ver y vivir lo que no pudieron cuando sí tenían fuerzas.

Mis padres han pasado de tener lo justo para sobrevivir, a pagar un piso en efectivo con un solo sueldo, dejar de trabajar para disfrutar de los hijos, tener el cine a un euro, descubrir Europa y el mundo low cost, comunicarse con sus hijos a tres mil kilómetros de distancia como si estuviera en casa y disfrutar de los nietos en plenas facultades mentales y físicas porque trabajaron mucho y la diosa Jubilación les da las gracias.

Yo no pasé hambre en mi infancia, tuve más que lo justo en mi adolescencia, pero en mi camino a la madurez no puedo pagar un piso con un sueldo ni tengo el cine a un euro, el low cost ya no es tan low, no disfrutaré de nietos porque a saber cuándo puedo tener hijos y es posible que acabe pasando hambre en mi vejez porque “jubilación” será una palabra tan obsoleta y caduca como “peseta”.

El círculo se cierra.

Leyre, lucharé por ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s