Nada y todo

Té, película y chocolate. Nada del otro mundo y sin embargo todo.

No hay puertas que se abren de repente ni ruidos de almas adyacentes.

No hay llamadas ajenas ni llaves que cierran el telón.

20140403_165604
Nada y todo

La felicidad era esto.

 

Anuncios